05 febrero, 2009

Nacho y la desaparición del chiste


Hace poco leí en la crítica del Rockdeluxe sobre el último disco de Nacho Vegas, escrita por un tal David Saavedra, que el rockero cantautor "atenúa mucho su humor caústico" en el manifiesto desastre. No sólo no estoy de acuerdo, sino que estoy completamente en contra de esta afirmación.


El asturiano depresivo y heroinómano sigue siendo el cabrón que remueve las penas más hondas con la acidez del cinismo más afilado. Y ayer, en su segundo concierto de promoción del álbum en la sala joy eslava, no hice más que corroborar que este tío, digan lo que digan por ahí, sigue siendo un cachondo de tomo y lomo. Si bien es muy difícil alcanzar cotas de sarcasmo como las que pueblan las letras de su anterior LP, Desaparezca aquí (Líneas como: "Yo como buen occidental, sé nadar igual que un pez en un mar de mediocridad" o "¿Dónde estás corazón, te has cansado de mí? Yo estoy en el balcón, y sabes, voy a saltar").


Paralelamente a esta línea cómica subyacente a su lírica, Nacho ha desarrollado, como bien observó mi amiga nº2/3 al final del concierto, una chistosidad entre canción y canción que ha desaparecido en las últimas actuaciones. Al parecer, este poeta genial, sólo puede ser locuaz cuando está solo ante una hoja de papel... En el concierto de ayer, sorpresivamente, no soltó ni un chascarrillo, ni una anécdota, ni una broma. ¿Dónde está aquel showman de antaño?
Con todo, el concierto de ayer fue bastante cojonudo. Y especialmente, para mi gusto, se salieron Secretos y mentiras (del disco con Bunbury) y El tercer día.


1 comentario:

Amiga nº2 dijo...

Estoy de acuerdo contigo, a pesar de privarnos de "chistosidad intercancionera" que tan único le hacía, el pasado Martes nos deleitó con un concierto absoltuamente magistral (en mi humilde opinión) pero sabes qué? él ya es un virtuoso pre se. Quiero que vuelva el yonki tirado que contaba historietas espeluznantes y absurdas y divertidísimas que nos hacían sumergirnos en el "universo Vegas" y salir de alli, hundidos, magullados y felices.

A mí las que me pusieron la piel de gallina el Martes en la Joy fueron, "morir o matar" y cómo no..."qué te vaya bien, miss carrusel" (grata sorpresa!!)

Un beso de menta como un julepe!