02 febrero, 2009

el amante (I)

Harold se pregunta por qué en Inglaterra no tendrán actores tan guapos.

Hoy se estrena la primera obra de teatro que he dirigido en mi vida... como os podéis imaginar, estoy cagado de miedo.


Se trata de una obra de Harold Pinter, ni más ni menos. Y habrá que hacerla bien, porque este señor ha fallecido recientemente... En realidad, creo que está bastante apañada: los dos actores protagonistas son muy buenos, y muy guapos también. Ole y ole. Lo único que me perturba es la posibilidad de que la primera parte (la crítica al matrimonio y a todo lo que tiene de rutina y aburrimiento) no termine por ser demasiado densa. De todos modos, la obra dura en total una hora y cuarto, así que no dará tiempo a que nadie se aburra, porque, a partir de la mitad...


¡SE PRODUCE UN INESPERADO GIRO EN LA TRAMA!


La sátira se afila, el mensaje estalla y Pinter, con su maestría característica, deja al público de piedra pómez. Con autores y actores así, poco tiene que dirigir uno... ¡Está todo hecho!


Os hablaré más de la obra dentro de poco. ¡Besos de mandril!
LUNES, 2 DE FEBRERO A LAS 20:00 H EN EL CENTRO CULTURAL MONCLOA, ENTRADA GRATUITA.

2 comentarios:

nyman dijo...

recuerda lo que te dije anoche: dentro de muchos años alguien subastará la botella que utiliza el lechero en la obra :)

Chofi dijo...

ñyepee, alli estaremos.Ya te dire si me quedo de marmol o de piedra pomez