04 septiembre, 2006

felices vacaciones



a la justicia, a la comprensión, a la esperanza, a la inteligencia, a la bondad... en honor a las vacaciones que, parece, se están tomando.

os echamos de menos, chicas.

pero que conste que no sois nada sin nosotros.

9 comentarios:

ese tipo atractivo que todo lo sabe dijo...

Un apunte, la musica que se aprecia es la famosa obertura 1812 del Pyotr Ilyich Tchaikovsky, obra por encargo que se le pidio crear conmemorando la victoria del ejercito ruso sobre las tropas napoleonicas. El motivo de que esta composicion a mi parecer sublime, se audiovisue junto a imagenes de explosiones (zambombazos ,estampido, estallido, bombazo, detonación, estruendo, disparo, reventón, estrépito) es a causa de que esta obra se creo para, a parte de una orquesta clasica, fuese acompañado por dos instrumentos menos usuales, estos son, campanas y cañones dandole un escandaloso final con una conotacion muy grandilocuente.

Y a proposito del comentario sobre las feminas... Sip, las mujeres estan t'o wenas jejejeje

Anónimo dijo...

Si queremos un mundo de paz y de justicia hay que poner decididamente
la inteligencia al servicio del amor.
Yo también las echo de menos...

Miguel Valentín dijo...

basta ya de usuarios anónimos!! quiero saber quién puñetas es tan razonable!! ;)

I have a dream dijo...

el usuario anónimo es inocente y utópico...preciosa y enternecedoramente inocente y utópico...gracias^^...

Anónimo dijo...

y yo te echo de menos a ti... asi que corre... espero tu visita!!

mariña dijo...

...

joel barish dijo...

...si se pusiera al servicio del amor, seguramente estaríamos en las mismas... i think, i hope, i know...

...el amor puede crear (y crea) tanta destruccion y masacre como el propio odio...

...respeto es lo que hace falta...

Anónimo dijo...

Si entendemos por amor ese intenso sentimiento del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia necesita y busca el encuentro y unión con los demás dificilmente puede crear destrucción. Y en la definicion va incluido el respeto ya que sin él nunca se produciría ese encuentro. Por ello debemos poner la inteligencia al servicio del amor, y no a la inversa.
Puede ser utópico hoy, pero si no creemos en ello siempre lo será (puede que incluso creyendo...) Soy consciente de ello.
No puedo dejar de ser anónimo porque no me conoces M.V. Tampoco yo a tí. Usar mi nombre no cambiaría mucho las cosas. Me gusta tu blog y por eso sigo en él. Por cierto, mejor con el nuevo diseño. :)

Miguel Valentín dijo...

gracias, encantado de desconocerte ;)