02 junio, 2008

Querida Calpurnia



(dos puntos)

Tiene gracia a veces la desgracia.
Es lógico porque la "gracia" viene dentro de la "desgracia".
Pero tú tienes mucha gracia, tanta que te viene hasta en el carné de identidad. Por lo tanto (ojo al razonamiento, Descartes se muere de envidia) la des-gracia es una negación de ti misma. Ergo tienes que ser feliz, leches.

Un besarraco.

P.d.: Intenté dejarte un comentario en tu blog, pero de nuevo las tecnologeces se pusieron en mi contra. Parece que blogger no me quiere mucho. Ya sabes que aquí también se te echa mucho de menos. Te dejo un video absurdo para ver si te anima un poco.

Ah, y al tal "Destino", como vuelva a reírse de mi amiga se las verá conmigo. Hala.

2 comentarios:

La Nati dijo...

te contesto pues en mi blojj, dame 15 minutillos

Eucalipto dijo...

ese dibujo esta muy bueno jaja